De cal viva…

Me ahogo donde no hay agua
sino dolor.
Me hundo tan abajo, tanto
que ni en el mar muerto podría flotar.

Estoy de pie,
tocando fondo
y no es de arena,
sino de cal.

Cal viva.

Es tanto el dolor que me ahoga
que no me doy cuenta
que en el fondo,
muy en el fondo
me consumo…

Viva.

Deja un comentario