Frio

Casi muerta la piel, la mirada perdida en el techo y con restos de algunos besos perdidos por la nuca. Respira despacio y detiene el tiempo al pensar. Apenas reconoce su cuerpo, aunque sigue siendo el mismo, pero distinto. Nota como esa mano recorre su abdomen y se siente así mas vacía aun. Sin dejar de mirar al techo acaricia, sin saber bien por que, el brazo que la rodea. Le oye hablar pero no le escucha. Esta demasiado ocupada en recolocar todos los trozos de su ser en su sitio.

Ahí esta, en la cama de algún hombre que quiso jugar a quererla de forma hipócrita y pasajera. Pero es que es ahí donde quiso estar. No te arrepientas ahora, continua lo que has empezado, frivolìzate. Recuerda las razones que te
argumentaste para llegar hasta ahí.

Si nadie sabe, nadie ve y el error no duele tanto, pero sigue siendo caro el precio. El calor de esos arrumacos se enfría demasiado rápido y no compensa.

-Apenas sabe nada de mi, ni yo de el. Dios! y por que me conformo? por que lo mas valioso que tengo lo regalo de tal manera que me vacío de mi misma?.[…] Al menos esto es algo, no mucho y a duras penas real, pero es lo suficiente como para que en un efímero instante no me sienta sola. No se, después de soportar este frío que me invade, las cosas no son tan crudas… A quien quiero
engañar? solo me estoy traicionando a mi misma.

El la toca, ella lo permite y vuelve después de apagar el cigarro a inundarse en su cuerpo. Todo es estrepitosamente salvaje y con un punto de agresividad sexy pero insana. Se deja llevar, así es, y lo agarra tomando el control del sexo lascivo que embriaga a ambos. Le mira a los ojos mientras recorre su cadera con besos y mordiscos. Disfruta viéndolo disfrutar, alimentando su ego y su autoestima, pagando deudas de decepciones recientes.
Llega a un punto en el que ansia un cariño que no encuentra, y se deja ser. Sumisa ahora, èl desfoga todas sus fantasìas de forma casi violenta y desconsiderada, pero llegados a ese punto poco mas queda por hacer. Al terminar incluso la abraza, pero ella solo siente cuchillos atravesando
su piel.

Lleva tantísimo tiempo sola, que no sabe lo que puede llegar a ganar. Lleva tanto tiempo sola que ya no sabe quien es, ni que puede aportar.
Nadie ve en ella lo que ella cree que es, nadie valora lo que hace y lo que da. Sin saber a quien culpar por ello, solo le queda martirizarse y adaptarse a un mundo que no entiende, donde la carne es solo carne y esta prohibido sentir nada mas. Ha dejado de creer en el amor, al menos en el amor que venden a pie de calle, en el producto en el que lo han convertido.

-Perdòname, -se dice a si misma.- Perdòname, por no luchar por mi. Por remendar mi pena con falsas miradas compradas con mi cuerpo, pero es que ya no se que hacer y se me va todo de las manos. Prometo al menos que nunca perderé la esperanza, eso jamas. Seguiré soñando con que algún día todo seria distinto y pueda sentir eso que dicen que es tan maravilloso, esa dulzura de saber que haces feliz a la persona que te apoya, te respeta, te llena y te acompaña sin pedir nada mas que una sonrisa todas las mañanas y con eso basta, viviendo por y para ello… La esperanza no, no la perderé jamas…

6 comentarios sobre “Frio”

  1. Estupendo relato. Me gustó cómo has llevado la trama del argumento y lo has terminado de manera altamente corpuscular. Y digo corpuscular porque, en la realidad y muchas veces, las luchas cuerpo a cuerpo de dos seres de géneros opuestos, es una forma de querer llenar ese vacío que tan bien has sabido plasmar en tu relato. Un vacío de amor que es un vacío de existencia porque le falta, precisamente, la esencia del amor. Te felicito por el relato y me quito el sombrero para enviarte un saludo a cuerpo descubierto.

Deja un comentario

frio……

El frió en congelador lanza alaridos de muerte,
en un tenue frió que parece no acabar, así es,
querida, que en noches de frio y soledad,
muero en la oscuridad, puesto,
al amanecer, allí, el frió esta.

no es ausencia es hastió, lo que siente mi corazón, de siempre arrepentirse de los mismo.

Un comentario sobre “frio……”

Deja un comentario

frio

este frio que se me va metiendo en los huesos son tus primeros besos
que se conjelaron con el tiempo
y ahora forman una escarchita muy dulce
hacen de mi corazon un polo de fresa
que es susceptible de ser cogido por cualquiera
solo para joder

Deja un comentario