Lentitud, pereza y dolor

En lenguaje político cualquier cambio equivale a no mover demasiado lo anterior, dado que no es políticmente correcto. La Polis, habría exigido que las tropas regresaran con las primeras luces de la Aurora. No puede ser. De nuevo la lentitud y la pereza engolan el hecho de ser elegido por la Polis para gobernar como Tirano.

La Democracia no se crea en medio de una pira funeraria, sino en la verdadera libertad de dar a cada uno lo que es suyo, y al César…, mejor dejarle marchar a sus cursos universitarios antes de los idus de marzo….(entiéndase como un juego).

Deja un comentario