Subjetividad

Hoy conversando con cierta amistad sobre esas personas que hablan sin propiedad surgió el tema del conocimiento (por eso de hablar con conocimiento) y, como ya configuraron en la Grecia clásica ciertos pensadores, por más pegajoso que suene, es la propia duda, la cuestión del motivo de todo, el «por qué» de las cosas que ocurren, hasta del planteamiento del «por qué» del «por qué» ocurren (Jajajaja). Y ésto todos lo tenemos brevemente asimilado todos tras una convincente explicación.
Pues bien, mi planteamiento fue, yo que soy creyente de tal concepto basado en la duda como motor de todo conocimiento, cuyo «por qué» no tiene un fin definido, por qué no creer en que en algún momento, como en la clásica Grecia,

seremos conscientes de que existe un motor de toda razón, de todo «bien» como mencionaba Platón, el cual establecería unos patrones en el cual basaríamos nuestra forma de actuar, pensar e incluso sentir (por aquello de la inteligencia emocional), pero a su vez, como también creyente, que no sabio (recalco), de esa duda, este mismo motor no tendría solución en un confín de posibilidades distintas que nos ofrece dicha razón ya que, como singularidades razonables, nos acogeríamos a esa infinidad de posibles soluciones como argumento a que no tenemos un verdadero modelo psico emoscional counductivo a seguir.

Conclusión: título.

3 comentarios sobre “Subjetividad”

Deja un comentario