Lágrimas y Risas

En la ribera del Nilo,al atardecer,una hiena encontró a un cocodrilo;ambos se detuvieron y se saludaron.
La hiena habló y dijo: «¿Cómo lo estás pasando,señor?»
Y el cocodrilo respondió «Mal,a veces en mi tristeza y dolor lloro,y entonces las criaturas dicen:»No son sino lágrimas de cocodrilo».Y esto me hiere hasta lo indecible»
Entonces la hiena habló: «Tú hablas de vuestro dolor y tristeza,mas pensad en mí por un momento. Yo me admiro de la belleza del mundo,de sus prodijios y milagros,y desbordada de alegria me río aun cuando el día se ríe. Y la gente de la jungla dice: «No es sino la risa de una hiena» «.

Deja un comentario