Luna.

La Luna se está mirando,
en un bello mar de plata,
el viento está observando,
sin saberlo la insensata.

La Luna está sollozando,
porque la dijeron ingrata,
el lobo la está animando,
con su aullido en serenata.

La Luna se siente triste,
falta quién la acompañe,
un lucero de luz la viste,
para que el mal no la dañe.

La Luna se encuentra sóla,
los grillos a ella le cantan,
la ponen una linda aureola,
las brumas que se levantan.

La Luna con el corazón roto,
por que el Sol la abandonó,
por eso en lo más remoto,
fiel la noche la acompañó.

La Luna se está durmiendo,
la va relevando veloz el Sol,
por eso está amaneciendo,
y luce el cielo bello arrebol.

Un comentario sobre “Luna.”

Deja un comentario

Luna

Vuelve a nacer,
No te vayas sin mí,
Que otra noche no esperaré,
Que otro día no estaré.

Ilumina mi oscuridad,
Destella tu fulgor.
Puedo sentir tu voz,
Que inunda mi razón.
Demuestra así tu valor,
Que necesito tu calor.

Deja un comentario

LUNA

Pura, pura es la luna e intacta
bañada de plata ennegrecida
de un brillo que causa y que incita
querer alcanzarla y quedarse con ella.
Rayos de oro saliendo del sol
van deslumbrando toda su cara
hoy está entera nada la tapa
ya no es mitad ni cuarto ni media.

Un comentario sobre “LUNA”

  1. Poesía con pensamiento implícito. Me gustó mucho esa imagen de comparación. Es cierto. A la luna se la puede contemplar con miles de miradas y miles de horas de interpretación. A los soles no se les puede cantar porque de tanto deslumbrar se convierten en imposibles ególatras del tiempo.

Deja un comentario