POEMA AL POEMA

Del poema aprendí que su voz siempre era
la primera en salir,
la primera en cantar,
la primera voz, que me dio vida.

Al soñar supe callar, pues el poema
no estaba.
Añoraba su voz,
callaba.

Celebraba la persistencia en la memoria,
una noria de palabras encajadas,
amadas,
calladas,
miradas desde sus rasgos de rítmico compás.

Poema, nada más…
Poema.

6 comentarios sobre “POEMA AL POEMA”

  1. Poema, amigo Greko. Nada más que poema para sentir que somos mucho más que palabras. La rima. El ritmo. Cuando soy yo mismo me siento poema con palabras, con rima, con ritmo, con ese sentido de expresión liberada de imposiciones ajenas a mi voluntad. Tu poema se merece leerlo varias veces más para poder saber que existe la voz del rítmico compás que tú expones con total acierto. ¿Te imaginas un mundo mudo de palabras pero lleno de poemas? ¿Se puede conseguir un sentimiento hablando con voces silenciosas que, de repente, se desbordan de palabras, ritmos, rimas… cuando nadie se espera más que la nada? Ese es el silencio que admiro: el silencio que se vuelve catarata de expresiones. ¿Y dónde están las palabras? En cada verso, en cada rima, en cada ritmo que impulsamos a nuestra voz para ser escuchados por quienes comprenden que hay más de lo que callamos. Un abrazo, amigo.

  2. «Del poema aprendí que su voz siempre era la primera en salir, la primera en cantar, la primera voz, que me dio vida». Leo y recuerdo mi voz primera allá por cuándo las realidades eran las circunstancias de la infancia… hasta que las superé y me convertí en palabras para poder subsistir. Del poema aprendí a ser.

Deja un comentario