Sobre la LIbertad

¿Cómo puedo enseñar a ser libre? Hemos necesitado inventar la palabra para conseguir un logro, para sentirnos serenos, para aprender de lo que está ocurriendo entre nosotros y formar parte de ello. Es doloroso pensar que lo que puede ser uno de los grandes valores de lo humano, se nos concede como derecho, pero no se nos permite desarrollarlo en plenitud. Porque muchas vidas están tendiendo a perseverar en una existencia milenaria:vivir lo más posible, a costa de lo que sea. Y la libertad se limita, queda obligada a no seguir su natural devenir.
Las noticias, llegan casi siempre…provocando la alarma social. Si en nombre de la justa ibertad humana fuéramos capaces de ser justos, esa «alarma social» perdería intensidad, y lo que hoy nos asusta, mañana sería un «anecdotario». Hay quienes en nombre de otros deciden crear estados de alarma contra la libertad,c ontra las libertades. Recuerdo un párrafo maravillo de un autor sudamericano:


«Si has demostrar tu libertad muéstrate desnudo,
deja en el suelo tu ropa, abandona tus adornos,
que las señales se oculten, y así, tal y como
viniste a la vida, sé tú mismo en ella»

Deja un comentario