Soy un árbol

Debo o debería desaparecer antes de que la excavadora me descubra;
un día llegó un pájaro y ahora tengo un nido arriba.

Es la desventaja de ser lo que soy un árbol siempre amenazado por esa excavadora aparatosa.

Soy una excavadora metálica, descomunal y ruidosa,
hecho humos, del mal humor que tengo lo arreglo todo aparatosamente
y con brusquedad, nunca me dan medallas por ayudar a construir casas,
ni por acabar con praderas en nombre de la edificación;

me siento engañada, siento rabia y cada vez que veo un árbol siento algo que no se puede aplacar;
no me dejan vivir tranquila en mi garaje;
es la desventaja que tiene ser una excavadora;
cada vez que veo un feliz árbol siento ganas de arrancarlo de raíz.
No, visto así, no me gustaría ser un árbol, no quiero vivir así.

Yo al menos puedo defenderme bien, salir corriendo y huir.

No quiero ser un árbol.

Un comentario sobre “Soy un árbol”

Deja un comentario