Todas las entradas de: Josemoricherubio

Silencio

Estoy solo ante la desnuda llama
el viento arrastra a los pajaros lejos
pienso en mi alegre juventud
sin sentir pena por los dias idos
no lamento los años disipados
ni la blanca flor de mi alma
arde el fuego en el hogar
sin dar ya calor a nadie.

adios

Y todo sigue su curso,
el mundo sigue girando
ajeno a cualquier desgracia,
la tierra que es solo tierra
el agua que es solo agua
continuan su eterna marcha
de ir a ningún sitio,
espectadores que miran
desde fuera el teatro
de esta repetida farsa
a la que llamamos vida .

Plata

La suficencia con que se exhibía en su acotado recinto era atosigante, tenia esa
mezcla de orgullo, soberbia no contenida y displicencia para resultar repelentemen
te atractivo, para no querer dejar de mirarlo sabiendo que nos producia esa estoma
gante sensación de hastío masoquistamente propiciada.

Desde la primera vez que lo ví tuve esa epatante, paradojica sensación que resultó
completada al oirlo hablar por teléfono «soy Plata» decía en un tono lo suficiente –
mente alto para que se enterase media planta de su nombre, Sigue Leyendo...

noche toledana

Tenía, ahora lo recuerdo, en esta postergada isla del destierro, la fuerza de la
arrolladora juventud, unidas al mando de tantos hombres y barcos que se antoja –
ban invencibles, al que habia incorporado sabios geómetras, botánicos eruditos,
minuciosos cronistas, versados latinos y arabistas… porque allí intuía, estaba la explicación al origen de todo, la respuesta a la latente pregunta que todos nos hemos formulado una, infinitas veces.

Aquella tierra para él tan extraña, cuna y origen del más antiguo germen de cualquier tipo de civilización que vendría después y a la que habían rendido su muda pleitesía los antiguos, victoriosos conquistadores., aunque ahora se mostraba ignorante, desconocedora de la grandeza que tuvo e incapaz de construir las descomunales maravillas que habian erigido miles de años antes . Sigue Leyendo...

Casa Habitada

Primero fuerón pequeñas cosas las que desaparecierón, lo atribui a mi despiste
patologico,empece a inquietarme con la desaparición del cinturón, estaba seguro
de habermelo quitado al cambiarme de ropa y ahora no lo encontraba por ningún
sitio.

La casa no es muy amplia y siempre ha estado vacia a excepción del corto plazo
de tiempo que cada año la habito. Solo.

Busque el dichoso cinturón en todas partes, en el pequeño cuarto donde duermo,
precariamente amueblado, en la escueta oficina, cocina y baño sin ningún resultado, busque en los sitios más insospechados, en la nevera, en el trastero, debajo de las camas … Sigue Leyendo...

levante

ligero viento del sur
brisa salina y clara
que renuevas cada dia
cuando azotas la mañana
recuerdos de cuando entonces
cuando el alma no pesaba
y era liviana lo mismo
que el aire que te llevaba
conduceme leve y tenue
a ignoradas playas
depositame ingravido
en arena no hoyada.

olvido

Estoy hecho de ausencias
de recuerdos, de vacio
como plumbea pompa seca
gravita sobre mi espacio
la nada que soy yo mismo
inundado en ese mar
en que nado hacia el abismo
me aferro como naufrago
al yo que me da cobijo
como ancla leve y tenue
para este pielago frio
clamo mi nombre postrero
llamadme olvido .

Onomastica.

Veo tu cara de entonces
(¡que serena templanza!),
ojos que no me miran,
boca que no me habla,
enclaustrada en el marco
por donde el tiempo no pasa,
incipiente en ese estado
de la juventud dorada
y no se si ver en tu rostro
de Gioconda mayestatica
una sonrisa de gozo
o una lagrima ocultada .

retorno

Cigueña del campanario
que en escualido nido estas
dime si en las tierras lejanas
por las que sueles volar
viste las cosas perdidas
que olvide en mi caminar:
la sonrisa de mi madre
cuando me veia llegar,
los amigos que se fuerón
y que no regresaran
la noche que siendo niño