A veces…

A veces en la vida, me siento como nadar río arriba, siento las piedras, incrustándose en mis pies y siento en el paladar, el moho asqueroso de la envidia.

A veces creo que solo me alejo de la orilla, y me meto en el bosque para perderme y olfatear la oscuridad.

A veces escucho los lobos que andan hambrientos, buscando carne para desgarrar, siguiendo la sangre de mis intentos, que dejo en las piedras. No sé, ¿Quién no se ha sentido así? O más bien ¿Quién se ha sentido así?

Ayer desperté en medio de la noche, en un claro del pantano, tuve en frente el odio, jadeando en mi nariz, y me deje por un momento caer en su saliva, pero desperté de un sopetón.

A veces, aparecen rosas rojas, como coágulos de sangre, y cruzan sus pétalos y vuela su polen, seducen y cosquillean tentaciones, pululan en valles y oasis. Ofrecen escapes, quimeras, fantasías, pero sucede entonces un destello de lucidez, una reacción antes de una acción, y se logra salvar el alma desnuda, como la fruta que se salva de un tórsalo… a veces.

Hay también veces, cuando después de llover, no hay arcoíris, ni sol, sino tierra e insectos alborotados, y se meten con uno y uno con ellos, y cuando a todos nos lleva puta, -disculpando el golpe, pero igual hace la vida- justo en ese momento, encontramos la flor de loto, debajo de una franja de luz, entre los bejucos del carajo que nos está llevando, y tal como la vida, a veces no nos lleva, pero a veces sí.

5 comentarios sobre “A veces…”

  1. Bienvenido de nuevo, amigo de Costa Rica. A veces es mejor hundirse en el sueño para no saber nada más… pero estamos criados para saber más cada día de nuestras vidas. Sí. Hay veces que uno quisiera haber sido otro si no se está satisfecho de cómo se es. Pero yo digo sólo lo siguiente: «Si eres feliz como eres es que eres feliz de verdad». Un abrazo amistoso.

Deja un comentario

A veces

Cuando estamos juntos y las horas sobrevienen revueltas de alegria
y yo te miro y tomo de la mano me siento tranquila, entonces percibo
como un borboteo de no se que, pero que trata de escaparseme
del pecho a recorrer los espacios vacios a esparcir entre los individuos
fragmentos de efimeras emociones, para despues situarse de nuevo
a esperar.
Mientras sucede trato de escuchar atentamente la palabras que
describen tus ideas, los sucesos, y todos tus deseos, pero no logro
entenderte es como un hechizo dislexico al que no puedo oponerme
y que me va haciendo todo complejo hasta que entre tus palabras se
escabulle alguna descripcion ordinaria de los sentimientos, alguna
repeticion de lo que sientes y que me hace distinta, como si no lo
hubiera escuchado antes.

2 comentarios sobre “A veces”

Deja un comentario

A veces

Es necesario tener miedo, a veces lo tengo. Otras veces me auto engaño, y a veces el propio auto engaño me impide verme engañándome.
A veces tengo miedo al miedo, otras veces no tengo miedo al miedo. Hay veces que me asusto por cualquier cosa, ¡ a veces!.
Son pocas las veces que veo claro lo que quiero, algunas veces se pasa mal, porque veo que a veces he de decidir y no lo tengo claro, ¡a veces me pasa !. Muchas veces me contradigo, a veces.

Muchas veces me quedo bloqueado, sin saber que hacer, muchas veces. ¿si fuesen pocas?… ¿si fuesen menos veces? ¿Y si a veces no me contradijese?

Un comentario sobre “A veces”

Deja un comentario

a veces

a veces el rencor se vuelve
a veces la palabra duele
a veces la mirada salpica odio
a veces es mejor ladrar fuerte
a veces la injusticia lastima
a veces multitud de sensaciones
a veces el pellejo se estira
la piel se endurece
el odio penetra ahi donde
nace el pensamiento

3 comentarios sobre “a veces”

Deja un comentario

A veces…

A veces aparecemos en la vida con los ojos de niño para que alguien a quien queremos o amamos mucho nos termine decepcionando. La relación ya no tiene arreglo. Mejor es alejarse. Ese es el pensamiento de muchos hombres y mujeres de hoy en día. Pero ¿por qué?, ¿por qué permitir que una relación por la que se ha hecho mucho y por la que se ha luchado con intensidad acabe arruinándose para siempre?. Muchas veces es el orgullo sin medida el que nos impide reconocer a los demás como seres humanos con defectos. Y es ahí, en la hora de afloración de los defectos, cuando debemos querer o amar más y mejor al otro o a la otra.

3 comentarios sobre “A veces…”

  1. En la propia imperfección esta la diferencia, que hace que una persona o una joya, se valore más incluso por su rareza, que la hace única, que otra normal, ajustada a los estandares ,considerados buenos por la sociedad. Es necesario saber que la convivencia del ser humano, y la tolerancia, es lo que en realidad, hace fuerte al hombre respecto a otros animales, de menos capacidad social.

    Un saludo.

  2. Hay una buena palabra para afrontar las relaciones, a cualquier nivel:

    Tolerancia.

    Hay que ser un poquito condescendiente no sólo con los demás, sino también con uno mismo. ( Confieso que no lo he sido lo suficiente, pero lo intento)

    La vida resulta más fácil así.

Deja un comentario

A veces…

A veces se cruzan miradas en nuestro camino llenas de significados. Son miradas desconocidas y, sin embargo, están completas de contenido. A veces, paradójicamente, te sientes libre cuando te alejas de algo que ha formado siempre parte de ti y entonces, cuando coincides con esas miradas llenas de significados y completas de contenido comienzas a reflexionar sobre todo lo que te envuelve como ser humano. A veces, en esos momentos, te llegas a preguntar qué sucedería si en verdad no existieses como tal y de pronto, sin saber por qué, esa extraña pregunta te hace descubrir oportunidades nuevas para volver a creer en todo aquello que soñaste alguna vez. Y con esas miradas desconocidas en tu interior a veces eres capaz de crear un nuevo vocabulario para tu vida.

4 comentarios sobre “A veces…”

  1. Qué bueno, Diesel, sentir tu presencia otra vez por aqui,
    Hace unos días que te echaba de menos, aunque no tardaste mucho en volver.

    Y volviste muy reflexivo.

    Si, es paradójico, a veces, la soledad, te llena, y la compañia, te hace sentir solo. En la soledad, si uno se mira a la unicidad interior y se reflexiona, entonces piensa en las múltiples vidas paralelas que podría tener, y sueña que es posible, y crea un mundo, que ¿por qué no? es real. Porque creer en la utopía, es el primer paso, para convertirla en realidad.

    En fin, no sé si capté el mensaje, pero esto es lo que yo reflexioné.

    Un abrazo,

  2. Me ha sucedido en ciertas ocasiones, las simples miradas de un extraño, un niño, o palabras en el bus de un desconocido, me hacen sentir mejor que las cosas que siempre han estado conmigo. Cierto que es una paradoja Diesel, que lo que uno cree cercano a uno, al no estar, nos hace sentir libres y, un cambio, un factor ajeno a nosotros y a lo que estamos acostumbrados, nos puede hacer sentirnos vivos de nuevo y alegres de estarlo. Un gran saludo.

  3. Saludos Diesel:
    En realidad la mirada es independiente, vaga entre el todo y se deteniene o es capturada. La fuerza más poderosa reside en este instante donde todo pasa al inmenso ordenaror de la intuición. Saludos.

Deja un comentario

A veces…

A veces, aún estando bien, alegre, optimista, un latigazo recorre la noria haciéndola tambalear.
No tiene motivos.
Funciona a la perfección.
Está bien engrasada, los tornillos apretados con precisión, carburante para llegar al cielo.
Pero…
Aún así…

3 comentarios sobre “A veces…”

  1. es extraño que el mundo gire asi, el pasado es algo tan personal tan extraño que todo pase, no se bien que decir esto me puso mucho a pensar, sobre mi pasado, y mas que todo.
    «el pasado es algo que no pasa, se queda agarrado a ti»

    me hace pensar en el amor, en que hace un mes me cambie de ciudad, y deje atras las mujeres que mas han marcado mi vida, tenia una novia, era feliz, un año y siete meses sin problemas, pero llego una mujer que conoci por mi novia que no se, me impacto y la impacte, nos vimos como si nos estubieramos buscando, y no se, queriendo a mi novia termine con ella, y las dos me llaman, todo mundo pienza, eres un perro, «eres igual a los demas» como lo pensaras tu, pero no, me vine por que no queria lastimar los sentimientos de las dos, una es la mujer de mis sueños, y la otra la mujer de mi vida, y no se que elegir, y mientras tanto yo sufro solo, ayudame, aveces nesesit saber puntos de visata distinto, y es rraro que diga esto, pero eres la unica que me puede ayudar.
    gracias,

  2. Ojalá podría ayudarte Albert, pero en temas de amor es muy dificil aconsejar. Creo que has hecho bien poniendo tierra por medio, así podrás ver y sentir lo que tu corazón te dice. Pero no huyas, date el tiempo necesario para aclararte y actúa en consecuencia. Yo pienso que si estás enamorado de una persona nadie te puede impactar tanto como para dejarla. Puede deslumbrate, gustarte, puedes quererla, pero amar, yo al menos, sólo a una persona. También pueda ser que esa chica séa tu gran amor y tu novia no lo séa aunque tu pensases que sí. Ya ves que mucho no puedo aconsejarte porque no estoy dentro de tí y no sé lo que sientes, pero mi consejo es que intentes alejar un poco a las dos de tu pensamiento y actues con el corazón. Un abrazo Albert. Alaia

Deja un comentario