Archivo de la categoría: Relatos

Relatos

Felicidad

No pienses nada, así nos ira mejor, déjate llevar, cogeme la mano y sígueme por los caminos de la felicidad.
Torceré nuestras vidas del revés para que lo malo sea bueno y lo bueno nos resulte aun mejor.
Déjate llevar, hagamos una locura por Dios que a lo loco todo se vive mejor. Algunos nos criticarán pero te dije que dejaras de pensar, sígueme comprenderás lo que es disfrutar.

Leyendas del Chopo

Cuentan quienes lo vieron que las Leyendas del Chopo nacieron en una rosaleda malagueña el día 22 de septiembre de 1962, al iniciarse la tarde… Pero no es totalmente cierto. Los más antiguos del lugar cuentan que las Leyendas del Chopo nacieron el año anterior, en 1961, en los verdes campos basconistas de Bilbao, donde El Chopo elevaba sus copas. Y que fue en la Copa de 1961, allá en lo alto del fútbol hispano, doinde El Chopo alargó su sombra eliminando a todo un Atlético de Madrid (el de los luises zapatones y los adelardos pacenses culminadores de las transacciones de Glaría). Sigue Leyendo...

Leyendas de la Catedral (Buenos días Agirregabiria)

Cuentan las leyendas del pueblo que en la Catedral (el San Mamés de los vascos de Bilbao), hubo una vez un grupo de hombres rojiblancos, con corazón de león, que allá por 1956 lucharon y lucharon y lucharon… hasta conquistar la Liga y la Copa del fútbol español. Fue en 1956. Los once titulares eran Carmelo; Orúe, Garay, Canito; Mauri, Maguregui; Arteche, Uribe, Arieta, Marcaida y Gaínza. Había también otros suplentes como Lezama, Sertucha, Etura, Merodio, Bilbao… pero lo imponente de aquella hazaña es que, como todas las hazañas, Sigue Leyendo...

Una historia especial

Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos, cualidades y defectos de los seres humanos. Cuando El Aburrimiento había bostezado por tercera vez, La Locura, como siempre tan loca, les propuso: «Vamos a jugar a los escondidos». La Intriga levantó la ceja intrigada y La Curiosidad sin poder contenerse preguntó: a los escondidos? Y cómo es eso?

Añoranza

Como puedo sentirla si no esta a mi lado
Como puedo abrazarla si solo esta en mis sueños
Como puedo tenerla si esta con otro
Como puedo amarla si ella ya no me habla
Como puedo recuperarla si no quiere recordar el pasado
Todo un futuro me espera
Toda una vida entera

Últimos momentos.

Dispuesta a todo por nada, miraba el abismo que bajo aquel puente existía, el vacio del final, el corto camino, la corta bajada de la vida hasta la muerte… sin ninguna subida, sin marcha atrás. Lo miraba sin miedo, recelosa y con una chispa de orgullo en sus ojos. De éstos cayeron unos minusculos cristales más salados que cualquier día, surcaron su rostro, su piel aún de niña; tersa, suave, llena de vida, de una vida corta e inexperta…una vida q bajo sus pies se encontraba arrodillada, suplicando, rogando otra oportunidad que ella no quería dar, que no deseaba tener. Sigue Leyendo...

Homokoros del tiempo

¡Hola! Quienes me han leído..(que son a lo menos dos), dicen que no tengo gracia. Gracias al cielo tampoco es mi intención ser gracioso…o como diría Gloria Fuertes…(ella, la mejor de las mejores):
si llueve en verano…te aguantas,
te coges la puerta y una manta
y luego, después de la siesta…
una fiesta ver la lluvia.

Incertidumbre y duda

¡Cómo llueve! El verano con lluvia es la desazón de los amantes de la tostada. No cabe un pequeño aliento húmedo ante la canícula solar, porque el sol y la lluvia tienen el mismo valor que vpara el hombre primitivo: dioses de lo ines perado, e incluso caprichosos meteoros que se burlan de nuestras voluntades.
La playa es un inmenso congreso de pieles dispuestas a ser más semejantes que nunca. Estar moreno es un signo, la señal de que la salud forma parte de un tiempo ionvertido y la gratiuidad de unos beneficios que se marcan en la piel, El mar…siempre maravilla con su presencia y constasncia, pero sé que le da igual que llueva o no; no es el mismo caso que a mi vecina, la cual está consternada por eso de no poder ir a la playa y aguantar la mantita del verano.
Siempre en verano… Sigue Leyendo...

Cosas del Verano

Andaba de librerias, en esa tarea ya comentada de adivinar quién se quedó con el Santo Grial, cuando una voz quebradiza me insinúa que «es un rollo»…»no lo compre». Miro, y descubro a una mujer, de edad madura, que sostiene en la mano un recetario de cocina. Le sonrío, mientras procuro no formularle la pregunta obligada:
-Y ¿a usted qué le importa?-

Ascensor al cielo

Para subir al cielo,… la NASA planea construir un sorprendente montacargas.

La ciencia y la tecnología parecen acercarnos a la utopía humana imaginada y al prometido paraíso divino. El olimpo de los dioses -o la gloria celestial- era la comunión de todos los santos, reunidos y hablando simultánea y paralelamente entre sí, es decir, algo más sofisticado pero similar a chatear y navegar por Internet.

Mirada cautiva

… Me dijiste un secreto, en una larga mirada, larga, larga… (Gerardo Diego)

Quizá no sea recomendable esta lectura, si es usted impresionable. Es una historia verídica e inquietante, que acrecienta peligrosamente nuestra sensación de confinamiento en esta sociedad que nos ha correspondido protagonizar. Está a tiempo de desdeñar este escrito, y evitar así el “síndrome de la mirada presa”.

Oasis en Cuenca

Encuentro vasco marroquí en la meseta castellana

Las vacaciones de Semana Santa son prolíficas de viajes y quizá también motivo de alguna reflexión. Nuestro habitual desplazamiento desde la costa cantábrica hasta la mediterránea, nos lleva a atravesar toda la meseta castellana.

Barco fluvial

Se deslizaba sobre el río empujado por grandes palas. El olor a humo de carbón ocultaba la luz. En medio de esa mezcla de humo y vapor de agua sacó su sombrero de la maleta, se lo colocó con cuidado y ajustándose los guantes se preparó para descansar.

La niña camina

Aprendiendo de las víctimas

Ibtihal Jassem es una niña de nueve años, que no quería ser portada de los periódicos de todo el mundo. Tampoco la suerte la acompañó nunca: nació sordomuda en Jaber Jouda, una aldea cercana a la ciudad portuaria de Basora. El 23 de marzo del pasado año, tres días después de la invasión de Irak, su casa fue destruida por las bombas norteamericanas.

Elogio del Ojo

Inadvertidmente llevó su mano al ojo y se rascó con suavidad. Sintió que la estancia se acomodaba a su visión única, y procuró sentir la caricia de los párpados sobre la cara. ¿Dónde estaba ahora? Se fijó en la mesa y descubrío que parecía más grande, deformada, oblonga.

Agua aguada

Nos aguarda un aguacero de aguaduchos

Coca-Cola ha inventado el “agua deshidratada”, como en el chiste y podría vender sus sugestivos envases vacíos con etiqueta de Agua Pura e instrucciones de “sólo hay que echarle agua del grifo y listo”. El descubrimiento del polvo deshidratado (y desaparecido) no comprometerá su negocio planetario y “hará aguas”, porque, a pesar de las protestas de las asociaciones de consumidores, la publicidad y la estupidez consumista nos seguirán impeliendo a deleitarnos con esa gaseosa oscura, dulzona y pegajosa, cuya suprema utilidad es desatascar tuberías mejor que el aguarrás. Sigue Leyendo...

Licenciatura en paternidad

Descubra la mejor carrera,… y la más difícil.

He pasado toda mi vida estudiando. He transitado por múltiples colegios, escuelas y facultades de distintas ciudades. Tengo diplomas en Ciencias y en Letras. Cuando acabé mi primera licenciatura en Física, comencé a trabajar como profesor de maestros, pero seguí estudiando Ingeniería, cursos de doctorado, postgrados y masters en Museología, pedagogía, tres oposiciones y finalmente, con treinta años, abandoné todos esos estudios académicos y profesionales, y me concentré en mi última singladura con la carrera más difícil. Sigue Leyendo...

Primera derivada

Para un profesor de “Didáctica de las Matemáticas”, como es mi caso, resulta muy frustrante reconocer el fracaso educativo que supone el escaso conocimiento en esta materia de la población en general. Apenas algunos conceptos aritméticos y geométricos, algunas nociones básicas de estadística, y poco más.

Aristocrática familia

Cada mañana nuestra primogénita es despertada por su doncella, que le prepara el baño mientras el cocinero dispone su desayuno. Tras vestirse con ayuda de su asistente, comunica al ama de llaves su jornada y es conducida por el chofer a la universidad. El benjamín duerme hasta que se levanta malhumorado reclamando su desayuno que, con presteza, se lo facilita la cocinera, mientras el contable le facilita el dinero que reclame y verifica que su móvil esté operativo.

Dillinger, el apoteósico —– por Suso Pena Souto

Ya está.

Dillinger cerró el manuscrito con suma lentitud y de su boca salió un sentido suspiro de satisfacción.

Había concluido su alegato contra el mundo en él que le había tocado vivir y cerró sus ojillos durante un instante, embargado de placer y libre de todo remordimiento, incluso pena. Su carácter siempre había sido en exceso decidido y el motivo que alumbraba sus últimos días no inspiraba sobre sus actos ninguna clase de duda o vacilación.

A pesar del desastre que se cernía sobre él, sabía que había un solo camino, sin diatribas ni contemplaciones, y lo iba a recorrer en ese mismo día. Sigue Leyendo...

Llegó

Era ya de noche, una noche que parecía una tarde, pero nada esperaba ya del día. Tenía todo decidido. Pero afortunadamente no todo sale siempre como queremos que salga y ésta vez parece que la suerte le sonreía.

Él sabía que nadie regala nada y que no se puede recoger nada de los campos que no han sido sembrados. Sin embargo allí estaba ella, tan guapa, con ese pelo y esa clase que destacaba desde lejos. No había motivos especiales por los que pudiese tener algún interés oculto en él.

Sin embargo algo no le encajaba, sus ojos estaban limpios, podía verla detrás, sus gestos eran claros y directos… su cara sonreía. Sigue Leyendo...

El diablo

.Esta noche ella ha vuelto a soñar con el Diablo, que venía para destruirla. En realidad lo conoció hace tiempo, en persona y él llevaba una máscara. Su máscara eran los algodones dulces, las sonrisas dulces, la dulce felicidad… Era como los días de sol, era el deseo de cualquier inocente. Y esa niña lo era. Era torpe e inocente como las gotas, era viva y sin hojas. Sencilla, tierna y mariposa. Sin alas, sin campos …Pájaro gris sin árbol … Así probó el dulce. Probó el dulce, el abrazo y la mano y antes de poder dar gracias cayó al suelo envenenada. Sigue Leyendo...