Archivo de la categoría: Poesía

Poesía

Hoy me voy de ti

«Siempre fuiste mía
aún sin besarte
mi alma sabía
que sólo podía amarte»

En tu soledad espero encuentres
la paz y tranquilidad que anhelas,
y en tu vida soy sólo el «tres»,
espero no olvides las noches con velas.

Koan

No se centra el pensamiento del poeta;
le faltan palabras…caminos que «serpean».
Dentro de quien habla
sólo queda la verdad inexpresada de una ausencia.
¡Duele vivir por muchas razones!
Las emociones son contextos donde conjugar los imposibles.

Un sábado de primavera

…Tres puntos inician un nuevo texto,
contexto que nace de los brotes,
de la esperada primvera que se opone al frío.
De nuevo las palabras son motivo
de reflexión, de glosa, de poema.
La verdad tiene nombre de gloria entre colores,
flores que serán culminación de esperanzas.
Un sábado que nace al despertar el día.
«Primavera infantil»…Rosa encendida.

A todos cuantos os leo

Se inician mis mañanas leyendo,
abriendo los ojos a vuestras palabras ordenadas.
Una página que apareció de la nada
y que se ha incorporado al incio de mi día.
A vosotros mi mejor aplauso,
por permanecer en el anonimato consciente,
en la consecuencia de disfrutar de esa libertad
permanente que nos hace dignos y libres en plenitud.
A vosotros, anónimos compañeros de este gozo,
mi mañana de hoy, y la esperanza de volver a reencontraros
en ese Paraíso Perdido, donde toda palabra jamás es
fruto prohibido.
¡La Gloria! Sigue Leyendo...

negro

agujero de dos años y medio
en el estómago
en el cerebro
en el sueño
agujero, viajando hacia el tunel que comunica Cuenca con el corazón
parada en el negro que es color agujero
y bajar a recibir este hoyo
que viene a ser una tumba pero sin espacio

Sangre de Cristo

Hay hombres que son metáforas de su miedo,
videntes de deidades, apocalípticos dedudores
de una fe que siempre oculta la verdad.
es en la caridad, en la fusión del amor,
en la entrega, en el fulgor que nace del hombre bueno
donde todo ser encuentra a todos los vivientes.

frio

este frio que se me va metiendo en los huesos son tus primeros besos
que se conjelaron con el tiempo
y ahora forman una escarchita muy dulce
hacen de mi corazon un polo de fresa
que es susceptible de ser cogido por cualquiera
solo para joder

Acentos

Acentos, pobladores de cada lenguaje;
el habla de cada cual.
El animal tiene acento,
olor a perpetuidad,
a constancia y consecuencia.
La paciencia del Acento
se basa en decir de un modo peculiar:
ritmo, entonación, acento…
acentuación. ¡Callad!

¿?

Yo te dire lo que todos, mi amor
pero ven a la cama y no preguntes
yo te dire cuantas estrellas caeran esta noche
como puedo ser jardinero
para desojar tu margarita en te quiero o no te quiero
como puedo ser marinero
para atarme al mastil y contener a las sirenas de mi pecho
pero ven a la cama y no preguntes
que si no terminare haciendomelo a mano
y ya esto arto

Zorra alcoholica

He perdido el tiempo en ti
lo pierdo en el ahora y en el hasta luego
bebo mi vodka
me emborracho
y miro tus ojos
no veo mejor manera de perder el tiempo
eres una zorra alcoholica
y yo no voy a ser menos
quiero terminal la noche con tigo en la cama
intentando joder y no vomitar
la culpa la tienen tus ojos

¿Quién arrebató el misterio?

Nada es ya preguntado, ni sentido, ni buscado.
El Misterio, roto por la iniquidad de los poderosos,
ha sido arrebatado a la bondad del hombre.
Las noches se han convertido en luces condenadas,
las calles, pobladas de seres, son la alfombra de la soledad.
Nadie supo, ni sabrá…quién fue capaz
de tal acto.
¿Quién arrebató el misterio?
Mirad al poderoso guardián, al Cancerbero.

seminamis

Arranqué los versos de la piel de un árbol.
Ramas sin rima; remando.
¡Cuidado! En ese mar murió el poeta;
ahogado.
Savia como palabras derramaron.
No me preguntes por nada;
mis versos se van marchando
como la marea sin rima,
como hojas de calendario.

Palabra muda

Voz quebrada. Nada suena a palabra.
Todo presupone que estamos, pero
no es verdad, o al menos…no sonamos
a palabra.
Palabra muda, quehecer de silencio,
búsqueda de la brevedad de un algo
esencialmente silencioso: no tener voz.

Alejandría

Alejandría, expansión de luz, luminaria.
¿Por qué atrapaste el alma del poeta?
¿Por qué jamás preguntas?, Alejandría.
La rosa del desierto se desgarra en mil pedazos;
cristales de agua y polvo del desierto.
Pírámides con cúpulas doradas,
y siempre el amor, como rosas encendidas.