Todas las entradas de: Hominido

Y por si fuera poco

Al que le quede el saco que se lo ponga. Otra vez, mi tiempo es limitado, pero ahí les dejo algo que no escribí pero que me han regalado. Saludos a todos, buena noche. Ah sí, ojalá y me encuentren en CARALIBRO: flonorec pa buz. Total, se me hace más gustoso charlar y dejar los textos para la imprenta. Ya no puedo seguir perdiendo el tiempo con ejercicios literarios.

Siempre agradecido, H.

INSOPORTABLE ASIMETRÍA
Enviado por: SHODAN el Viernes, 03 de Febrero de 2006

Si, bueno

OK, entonces me disculpo.
Pido una disculpa por mis faltas de ortografía. La premura me impide releer los textos.
Pido una disculpa por sentir que merezco mejores comentarios. Mis expectativas no bajan de Unámuno.
Pido una disculpa por atreverme a decir que algo no me gusta. Ni qué agregar al respecto.

Conversación en 1890

19 de diciembre

– ¿Planea ud. ir a la ópera esta noche?
– Francamente, me encuentro incapacitado para tal empresa.
– Vaya, esto es inusual en ud. Me atrevo a pensar que nos engaña y ahora nos cambia, a mi hermana y a mí, por una mera aventura de naipes.
– Se lo aseguro, sería lo último que cruce por mi cabeza, princesa.
– Sin embargo, cruzará, aún en postrer trance.

Fontanas y mapacuentos

– Hostias! ¿Habeís visto la luna esta noche?

– Por supuesto, cada que entro al baño miró el espejo, soquete.

– Pero si serás bestia, hombre, yo no sé porque aún vivimos juntos.

– Pues porque en tu casa ya no te quiere ni tu madre, jala.

– Tenes razón, qué mierda de vida. Caray. Anda, pagad la cuenta y marchémonos, que llego tarde para la telenovela.

RE:

A Carlota

Enviado por: SHODAN el Viernes, 28 de Octubre de 2005
Relatos

Cuando el inspector de policía hace acto de presencia, Toribio no tiene el menor gesto de cortesía; sigue sentado donde está, digno y seguro de sí mismo. No tiene nada que temer, es evidente que nadie dudaría un instante de su inocencia. Cuatro pisos más abajo, en la acera, yace el cuerpo desmadejado de Josefa; su esposa. La ventana de la salita donde veían televisión permanece abierta de par en par como prueba esclarecedora de lo sucedido.

RE: Conversación 1890

a flama que tiene el don de…

– ¿Será que han dado la alarma?
– No, es el ruido de mi encéfalo.
– Parece usted una persona razonable, debiera considerar la comisión de algún delito.
– ¿Le parece? ¿Cómo cuál?
– Cortarse la cabeza y entregar su cerebro a la ciencia.
– Definitivamente una forma de inmortalidad.

Paredon (novel-e)

Lito Delmezer atravesó la sala oscurecida donde el reporte del último ciclo se llevaba a cabo. Sin haber siquiera visto a su alrededor, encontró a la persona que buscaba detrás de un panel W en donde aparecian varias ventanas de video, gráficas, columnas de cífras y nombres estratégicos en sucesión vertiginosa.

– Lo hemos encontrado, susurró Lito.

Sin apartar un segundo la vista de la enorme pantalla multisectorial de su invención, el General, un super-hombre de dos metros diez y ciento y tantos kilos de masa musculo-esqueletica diseñada y mantenida por mols, respondió: Sigue Leyendo...

Desilusión ontológica

Un poco de filosofía a partir de un «flare» creativo.
El poema es uno de tantos que circulan por la red:

Dear god, you dont exist, you only been around so many years,

Dear god, you’re so a liar, Ive tried to reach and there’s only air,

Dear god, if you could hear me, you will see how I ache and you’d feel misery,

Dear god, if you could see me, you might feel guilty and terribly sorry,

En torno al empleo

En la experiencia laboral cotidiana es común encontrar individuos que, para resumirlo en una frase:

Llegan rogando por el trabajo y salen a los jefes regañando.

Personalidades del tipo recurren al «estrés laboral» y presentan «cuadros de Burnout» como consecuencia de una inadecuada perspectiva de la mecánica profesional.

Por supuesto, un entrevistador o gerente de RH capaz sabrá reconocer a tiempo aspirantes tales. Sin embargo es un silicio para la micro, pequeña y mediana empresas.

De cierto

Como dicen por allí «el poder no corrompe, desenmascara». El poder del autor sobre su obra, o mejor dicho la tiranía de su escaza memoria sobre la universalidad del lenguaje, me hizo desprenderme de ciertas máscaras ontologicas. Y en respuesta a lo que el buen Diesel apunta sobre las interrogantes existenciales, que ya bien gastadas, siguen dando material para Hollywood primero que nada (es decir, la sifilosofía al servicio del capital porque hasta los sabios -esos hipócritas- comen); me atrevo a desenmascarar otro de esos relatos de marras, que bien valen el ruido de unos bytes más en el sistema vorémico. O tal vez sea porque aquí es el único lugar en el que siento que me lee alguien más. Sigue Leyendo...

Jugos, juegos, ju(e-gos), juergas… ad infinitum

«Salada, agua de sal salada por el exceso de buena suerte, no cupiera duda de que yo no habría nacido para carreras.» Palabras plagiadas a un granujo sin mi consentimiento.

Preguntandome sobre el sentido de la vida, sin deseos de acudir directamente a Victor, comencé el día de hace dos semanas.
Aún recuerdo las lágrimas matutinas, las que acompasaron mi afeitada; la blancura de mis vestidos con mácula; el afán de severidad y la somnolencia verborreica de los profetas.

A tale of two principles (3486932)

Primero que nada una advertencia respecto al presente texto: siguiendo las reglas socráticas de expresión, declaro que el siguiente texto no es verdadero, ni necesario; respecto a la tercera condición a cubrir por cualquier comentario ante el maestro, esto es, la de belleza, precisamente por eso escribo y pongo a juicio lo siguiente.

Xix Him se encontraba solo y por su imaginación pasó la idea de Hun.

Hun entonces se inquietó y comenzó la creación de un nuevo espacio ideal, de acuerdo con su forma de ser activa e innovadora. En los primeros días clasificó, organizó y asentó las bases de su creación, en seguida comenzó a considerar variables más o menos predecibles de desarrollo para sus creaturas y, de acuerdo a ellas, instauró sistemas de control, al frente del cual puso una entidad de superintendente. Sigue Leyendo...

El acertijo de Buda

La tortuga de Buda perecio y al llegar ante su maestro,
este le propuso un enigma. Ella tendria que viajar
por los ocho brazos de la rueda del Dharma,
hasta que alcanzase el centro, donde las tres corrientes
de la vida se fusionan en la chispa de creativa.

En el centro, la tortuga podria reencontrarse con su maestro.
El enigma se le planteo asi:

Conceptos y Analogias

Entre las personas existe el numero, el numero es la representacion conceptual de la armonia, la armonia tiene su mas diafano y contundente manifestacion en la musica. El universo es musica mas alla de nuestra comprension. Nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestras ideas, la materia misma y el vaiven de los hechos historicos son como cuerdas del Harpa de Dios.
La belleza de su musica, nos toca y nos guia, si tenemos la paciencia de prestar atencion. Entonces podremos disfrutar de toda su fuerza interpretativa, mientras no caigamos presa del espejo de nuestro pensamiento. El alma es un escucha de la voz de Dios. Sigue Leyendo...

La puta madre(sic)

De seguir por el camino
sin ver nuestros pasos,
llegaremos a la piedra
que nos hara reventar,
de caídos viejos.
O tal vez
nunca tropecemos.
O también,
nunca aprendamos
porque seguimos cayendo.
Igual y ni siquiera andamos:
estamos en la tierra,
revolcándo neuralgias…

Dialogos

– Pero, ¿de qué papeles me está hablando?
– De los recibos, debe ud. tenerlos. Es su obligación, en caso de cualquier aclaración.
– Ah! Un recibo. ¿Y dónde dan de esos?
– Pues en todos lados: nosotros, los de teléfonos, los de agua y alcantarillado, en el banco; en cualquier establecimiento respetable. Ya nadie está exento.
– Oiga, pero el de las limosnas no da recibo, ¿entonces la iglesia no es repetable? Tampoco en el mercado o en el lupanar, las muchachas a veces ni tienen papel para limpiarse el ya sabe.
– ¡Señor! Debe estar bromeando conmigo. No me quite ud. mi tiempo. Retírese. Sigue Leyendo...

Reflexiones

– He dicho que me ha hecho reflexionar, ¿no basta?
– Si acaso tuviera su sentido del verbo un poco más de acción y menos de corteza; me parece que ud. es de los que habla por hablar, supongo.
– Pues supone ud. como un ciego que pinta o un sordo que compone música.
– Me parece justa su comparación, amigo (si me permite la familiaridad), aunque yo todo me lo permito, inclusive escribir, siendo, como ud. comprenderá, analfabeto.
– Se pone pesado conmigo, mozalbete irrespetuoso. Le exijo un poco de respeto.
– Pero si el respeto es lo menos exigible del mundo, siempre a sido una mercancía de lo más rara y, en su forma natural, se oculta en el miedo, tanto como la gema en la roca. Sigue Leyendo...

Enredos

¿Se puede ser bueno aunque la bondad falte?
¿Acaso la semilla hueca fructifica?

Te has puesto los diamantes de boda y salido a buscar en la calle lo que en el hogar te espanta el sueño. Tu figura es la de una vela, perfumada, larga y fina, sahumando el Cielo, pero en tí no hay gloria. Más yo te deseo porque eres como yo. Me desgasto los nudillos en la barbilla y me siento al lado de las vías y los bulliciosos caminos, a ver el vagabundeo del sol en el movimiento de la sombra, porque los calores sofocan.

Visiones

[La coherencia es pésima, más bien son fragmentos sueltos de una experiencia disociada, un borrador de borradores si se le quiere restar todo mérito, simplemente pedazos de algo en lo que he estado trabajando y que es demasiado complejo, pero esto es el esquema general del proyecto]

Por la noche todos los gatos son pardos:
luces que se fantasean lunas
y sombras prendidas del asfalto.

Ojos de semáforo ponen los acentos.

Escritores ¿? (corolario)

Porque parece que el documento principal fue vago y poco entendible, he aquí un añadido que pueda ayudar a transmitir el mensaje.
——-

El texto es una propuesta para que los usuarios de Vorem.com hagan otro tipo de aportes, en relación a las obras literarias destacadas o admiradas por cada uno.

No se trata de crítica o comentario, sino más bien de descubrir a otros los recursos que, en apreciación personal, utiliza el autor para que el mensaje llegue en una forma que nos sorprende, agrada o instruye, etc.

Antes del ocaso

– ¿Y entonces, qué le dijiste?
– Nada, comprendí que tenian muchas cosas en común y que yo salia sobrando entre ellos. Nada podía hacer.
– Pero, ¿y tú?
– No tengo porque sentirme. Los sentimientos son sólo una respuesta a lo que a uno le concierne. Lo de ellos no me preocupa en absoluto.
– Te creo, más no suenas feliz.
– Admito que me dolió, que lloré en muchas ocasiones, quisiera que las cosas hubiesen sido diferentes. Juntos, hubiese sido otra cosa. Pero, nada.
– Quisiera que sonrieras.
– ¿No me has visto hacerlo hoy, cuando lo de la fogata? ¿Crees que fue falso? Has visto cómo sonrío, ¿crees que eso puede fingirse? Sigue Leyendo...

Escritores¿?

Los mejores escritores; aquellos que poseen dominio de la materia, concreción de miras y olfato para lo esencial, entre otras características; aquellos que se ganan y merecen el título de Escritor comparten la conciencia de esta norma literaria:

«Por admirable que sea un pensamiento, si no está engarzado en la forma de una bella historia, muy pocos podran aprehenderlo.»

Sin apresurarse a conceder a la historia literaria longitud y elementos, recuerdo que las las hay tan breves como el Dinosario de Monterroso, tan extensas como el Ulises de Joyce, tan difíciles como los Fenómenos de Arato, tan lúdicas como el Principito de Saint-Exupéry, tan elevadas como el Paraiso de Milton, tan pedestres como el Flush de Wolf, tan íntimas como la Rayuela de Cortázar y tan universales como la Biblia. Sigue Leyendo...

DEformidad

A causa del oloroso oficio de arrancarse los pelillos de la nariz, cosa que hacía apresando entre los dedos índice y pulgar uno por uno de los pelambres cuya malsana pendencia a crecer más allá del límite cavernoso y estrecho de su aristocrática nariz, tenía ambos dedos más ocupados que de costumbre.

Pues si se tratase de mina de grafito paloforrada que desvastase sobre purísima celulosa o, mejor dicho, espermática planicie de nutricio carácter propensa a florecer de verbos, adjetivos y sustantivos, todos de familia sustanciosa, aquel hombre estaría más tranquilo… y mejor alimentado. Sigue Leyendo...

Viernes por la tarde

Z/ Oreja de Van Gogh, nuestra casa a la izquierda del tiempo.

Fin de semana.
Esta tarde tocaron a mi puerta y al abrir, dejé entrar al viento cargado de tu presencia.
:Tomabamos el sol por las tardes, subidos en los remos de metal que había tirado desde el cielo algún ave.
Salí del resquicio para asomarme hacia las nubes y vi cómo se hacían abanico con nuestras risas, allá en lo lejano del ayer.

Buena digestión

No se rompe con el pasado, no existe cura para las equivocaciones de ayer.
Al pasado se le supera, igual como se hace con la adolescencia, sin querer.
Los hay que nunca maduran
y también, quien para madurar
ha de ver la resignación sin lucha.
La resignación combativa
corresponde a una época de mártires,
no de proxenetas.
Lo que hoy te digan es más o menos
con la intención de hacerte sentir mal;
lo que no esperaban era curarte del remordimiento.

Motivos y movimientos (2)

En una rápida y primera inmersión al tema encuentro estas huellas a seguir:

Frantz Fanon en «Peau noir, masques blancs»

Puntos:

* Las dos dimensiones del hombre (negro), cosa que me parece presente en las colonias y países independendizados -por demostrar-.
* El soporte del lenguaje, que presupone una carga cultural y una demarcación civilizatoria -otra vez lingüística-

Motivos y movimientos

Interesante lectura presenta al famoso Maeterlinck, sobre la vida de las abejas.

Sólo una idea al respecto:

Si es imagen lo más pequeño de lo más grande, y viceversa, o hay algún tipo de correspondencia natural entre los elementos y las estructuras en que se agrupan, inconexo al azar, ¿existe entonces una análoga función a la de las abejas, que transforman el néctar en miel, en el hombre?

Imagino por ahora, pues la investigación me tomará más que este momento de duda, que los seres humanos destilamos de toda cosa una idea, útil para sustentar la transformación inherente a nuestra existencia y, por añadidura, refinar el mismo proceso de destilación en busca de transformaciones ya sea más extensas, más profundas o ambas. Sigue Leyendo...

charla al mediodía sobre el caro amor

Se decía que amaba con todo su ser aquella contraparte de sus ansias, personificación de lo ideal, con amor de poema.

Se imaginaba bajo el influjo poderoso de la emoción más intensamente experimentada por el ser humano.

Creíase amar como nunca…

Pero, ¿no sería que adivinaba detrás de esos ojos amados, incluso tras esa alma soñada, el perfume del último amor de adolescencia?

Mordizco

Este cuento podría ser otra cosa, pero se me antoja que sea cuento, pues es mera ficción, ficción de la que difícilmente haya partidario. Y aunque esta noche pudiera escribir los versos más tristes… (escribo este cuento)

Había una vez, en un país fantástico, un cierto zagal que se quejaba de haber desaprovechado las oportunidades de demostrar su heroísmo, con una mezcla de resentimiento y desilusión. Tal vez hubiese sido un mejor él de haber seguido la receta de sus padres, ingeniosos hidalgos, o la buena nueva del ministro, beato inspirado, o los mecanismos de la vida, tan misteriosos como sabios, y con esto, se ilusionaba sobre sí mismo. Sigue Leyendo...